Alquitrán

Recuerdo estar cubierta de alquitrán, sin poderme mover ni abrir la boca. A veces, levantaba la mano y tú la sostenías entre las tuyas, como diciéndome que todo iría bien. Me acariciabas la palma de la mano con adoración. A veces, sacabas un mechero y lo lanzabas al aire o fingías que se te resbalaba … Sigue leyendo Alquitrán

El monstruo cena en casa

Imagen disponible aquí. Cuando estuvimos en la isla, la gaviota me avisó de que algo malo iba a ocurrir. La madrugada de tu partida soñé con una voz de ultratumba que gritaba ¡Socorro! en la playa. Aquellos que escuchaban la llamada de auxilio acudían a la orilla, buscando a quien estuviera en apuros, sin saber … Sigue leyendo El monstruo cena en casa